Yoga sin excusas: posturas que benefician nuestro suelo pélvico y nuestra salud… ¡Pon la colchoneta!

Mantener una armonía entre cuerpo y espíritu es vital para el buen desarrollo de nuestro organismo y, en general, de nuestra vida. El Yoga es nuestro principal aliado para conseguir un cuerpo saludable y enérgico, por lo que saber practicarlo es el primer paso para reconocernos y consentirnos.

Desde hace más de 2600 años, culturas como el hinduismo han hablado de la constitución del ser humano, conformado, según ellos, por un cuerpo físico, uno mental y un cuerpo energético. Este cuerpo energético se produce gracias a unas ondas de frecuencia que fluyen en diferentes direcciones y que se cruzan, formando vértices que se conocen como chakras.

El primer chakra, llamado Muladhara y conocido como plexo pélvico, está ubicado en nuestro suelo pélvico en la base del coxis, y lo debemos mantener en armonía, pues este absorbe y distribuye la energía. Un primer chakra bloquedo puede provocar problemas en nuestra piel, anemia, olor corporal, nuestro peso, dolores en la parte inferior de la espalda o dolores menstruales. Además, frigidez, impotencia, enfermedades de la sangre, problemas en los ovarios o el útero, e inflamación de los tobillos.

Un plexo pélvico en armonía se transmite con extroversión, relajación, espontaneidad, disfrute de los buenos alimentos y calidez emocional.

Posturas del Yoga

 

La conexión con nuestro plexo pélvico debe darse a través de posturas activas que aumenten la actividad de nuestro primer chakra y que fortalezcan los músculos de la zona perineal. Sin embargo, si poseemos un primer chakra demasiado activo, debemos realizar la tendencia contraria: posturas pasivas, calmadas y basadas en flexiones menos exigentes.

En el ámbito del Yoga, los chakras pueden activarse a través de las asanas, es decir, aquellas posturas estratégicas que cumplen con el objetivo de actuar sobre el cuerpo y la mente.

Hoy te recomendaremos una rutina que beneficiará a tu cuerpo y tu mente a través de algunas posturas para tu plexo pélvico y otras para iniciar una rutina que te ayudará a mantenerte saludable y, aunque sabemos que eres una mujer muy ocupada, es tan sencilla de hacer que no tendrás excusa para decir no, ¡invierte 15 minutos de tu día en ti, tu cuerpo te lo agradecerá!

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Ir arriba
[ultimatemember form_id="84"]