Sexualidad después de los 40, ¡todo lo que debes saber!

Sexualidad después de los 40, ¡todo lo que debes saber!

Los cambios hormonales y el paso de los años, pueden llevarnos a hacernos preguntas como: ¿qué pasará con mi sexualidad cuando sea mayor?, ¿qué tengo que saber?, ¿con quién debo hablar del tema? Alrededor de esto hay miles de mitos que es importante derribar para que puedas disfrutar de una sexualidad sana y tranquila. Aquí te contamos todo lo que debes saber.

Sexualidad a los 40: 

Son muchas las que creen que a los 40, el sexo es aburrido y poco placentero, sobre todo, cuando ya llevas mucho tiempo con la misma pareja, pero, ¿qué tal si te decimos que a esta edad es más fácil para las mujeres, alcanzar un orgasmo y que puedes sentir más placer? Además, en los hombres, se empiezan a disminuir los niveles de hormonas, pero, ¡esto no es tan malo como suena! Pues, pueden durar más durante las relaciones sexuales y ¡retrasar la eyaculación!

Como todo, disfrutar o no de la vida sexual durante esta etapa, ¡está en tus manos! Porque depende 100% de ti y de tu pareja que estén en sintonía y poniendo cada uno de su parte, para que la pasión no muera y puedan seguir disfrutando de momentos eróticos, llenos de placer.

Es importante que aprovechen que ya llevan tiempo de conocerse, que se tienen confianza y que no sienten vergüenza de estar desnudos frente al otro, para explorarse, hablar de las cosas que les dan placer, probar nuevas actividades y no estresarse si tienen épocas en las que ninguno de los dos quiere tener sexo, ¡esto es normal en cualquier momento de la vida! La clave está en no dejar que se vuelva costumbre.

Además, a los 40 no solo llegan cambios hormonales que empiezan a volver los ciclos menstruales irregulares, también puede suceder que tus paredes vaginales se debiliten haciendo que, con el sexo, se irriten y sangren, pero, ¡nada que un buen lubricante no pueda solucionar! También es importante que sepas que, a esta edad, tu pareja puede empezar a presentar síntomas de disfunción eréctil que, son fáciles de solucionar con algunos cambios en el estilo de vida.

Sexualidad a los 50: 

Lo primero y más importante es que te saques de la cabeza la idea de que, con los 50 llega la menopausia y con ella, ¡la pérdida del deseo! Es verdad que en esta etapa se experimentan cambios hormonales y disminución en los niveles de estrógeno provocando resequedad vaginal y dolor al tener relaciones sexuales, pero, ¡todo tiene solución! Así como nosotras, los hombres también se enfrentan a cambios que llegan con la andropausia y la clave está en hablar sobre el tema y buscar ayuda de un experto si es necesario.

Lo mejor de esta etapa es que se pierde el temor a quedar en embarazo o, según el caso, también se puede quitar la presión de lograr tener un hijo. Además, ya no es época de crianza que, en muchas ocasiones, está ligada a la pérdida de espacios íntimos en pareja.

La recomendación, para disfrutar de una vida sexual activa y placentera, está en adaptar estos espacios íntimos a las capacidades físicas de los dos, optar por posiciones cómodas, que no generen molestias. También es importante que, antes de la penetración, tengas el tiempo suficiente de caricias y besos, para que el hombre logre una completa erección y tu vagina se lubrique bien y no haya dolor o, si es necesario, un lubricante a base de agua podrá ser un buen aliado.

Hablar abiertamente con tu pareja, sobre esos cambios que cada uno está empezando a sentir con respecto a la sexualidad, es importante, para que ninguno de los dos sienta que el otro ha perdido el interés. En la mayoría de los casos, es más sencillo para la mujer aceptar esos cambios, los hombres se pueden sentir un poco más avergonzados porque, por lo general, ellos se enfrentan a una erección menos rígida y a una reducción en los niveles de eyaculación. La comprensión será clave en este proceso.

Sexualidad a los 60: 

En esta etapa de la vida, todos los cambios de los que ya hemos hablado anteriormente se intensifican, pero, además, es normal y muy común que aparezcan otros factores que hagan que las relaciones sexuales, pasen a un segundo plano.

Enfermedades como la artritis, dolores crónicos, diabetes, enfermedades cardiacas, incontinencia, entre otras son algunas de las responsables de que la vida sexual casi que desaparezca. Además, algunos medicamentos, pueden causar problemas sexuales. Sin embargo, la visita a un especialista y hablar abiertamente sobre el tema con él, será la solución para poder seguir disfrutando de espacios íntimos.

Es importante que, jamás se auto mediquen tú o tu pareja, tomando pastillas para mejorar la erección en el caso de los hombres o para lograr mayor lubricación en el caso de las mujeres y, mucho menos, si toman cualquier tipo de medicamento para controlar otros problemas o enfermedades.

El sexo después de los 60 puede llegar a ser tan placentero como el de los 30 siempre y cuando haya buena comunicación con tu pareja, entiendan sus limitaciones, encuentren la forma de complacerse y jamás pierdan la capacidad de coquetearse y desearse. Evita compararte con otras parejas, aprovecha la confianza que se tienen y lo bien que se conocen para pasar buenos ratos en la cama.

Si bien el sexo cambia en cada etapa de la vida, ¡no hay una edad en la que deba desaparecer por completo! Está en ti, en la confianza que tengas con tu pareja, y en qué tan abierta estés a explorar cosas nuevas, el hecho de que sigas disfrutando de grandes momentos de placer hasta que el cuerpo y la mente te lo permitan.

3 comentarios en “Sexualidad después de los 40, ¡todo lo que debes saber!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Ir arriba
[ultimatemember form_id="84"]