¡Metas para un nuevo año! La guía que te ayudará a cumplir tus sueños.

¡Metas para un nuevo año! La guía que te ayudará a cumplir tus sueños.

El inicio del año es la oportunidad perfecta para sentarse y preparar una lista de metas para cumplir. ¿Empezar a ir al gimnasio?¿Leer más libros? ¿Viajar más?, o una combinación de todas las anteriores.
Sin embargo, para algunas es abrumador ver cómo esta lista de resoluciones, se empieza a volver igual de larga que una lista de mercado; mucho más si consideramos que al final del año la gran mayoría nunca se cumplieron.
La frustración de ver la membresía del gimnasio casi sin usar o las agendas casi vacías, puede hacernos perder motivación y querer postergar todo de nuevo para el año siguiente.
Por eso, es necesario recordar que el Año Nuevo no debe usarse como un punto de transformación radical. Más que eso, debe usarse como un momento de reflexión personal, de observar nuestro pasado y hacernos promesas para cambiar aquello que no nos gusta de nuestro estilo de vida.
Si visualizamos metas a corto plazo, en vez de una meta gigante, es más fácil enfocarnos en cómo cumplirla y así mantener la motivación para trabajar en ella durante todo el año.
Aprendamos la mejor manera para trabajar por nuestros sueños este 2021, recordando que todas nuestras metas son válidas, no importa que no sean las mismas que las de los demás.

Definamos metas y objetivos para cumplir esas metas!

Cuando tenemos una meta, lo ideal es que esta sea posible dividirla en pequeños objetivos, y, a su vez, en acciones que podamos incorporar en nuestro día a día.
Si por ejemplo nuestra meta es bajar de peso, uno de los objetivo es hacer más ejercicio, para esto debemos programar una rutina de entrenamiento semanal, empezando por 3 o 4 días, en vez de iniciar inmediatamente con los 7 días de la semana.
Si otro objetivo es comer más saludable, es mejor reemplazar poco a poco nuestra alimentación que hacerlo radicalmente, es decir, cambiar el postre por otro alimento que disfrutemos, como fruta o yogurt, disfrutando cada cambio, sin satanizar la comida saludable.

¡Un paso a la vez!
Los hábitos se desarrollan con el paso del tiempo, por lo cual, acabar con ellos no va a pasar de la noche a la mañana, debemos ser pacientes para poder reemplazarlos por actitudes saludables.
No nos debemos apresurar a cambiar todo lo que no nos gusta de inmediato, porque nos podemos sobrecargar y perderemos la motivación rápidamente. Por el contrario, el cambiar una cosa a la vez hará que sea menos intimidante esta transición y nos animará a continuar con nuestros propósitos.

¡Compartamos las metas!

¡En compañía todo es más divertido! El compartir nuestras metas con familia o amigos hace que el camino sea mucho más fácil, podemos hablar de nuestros logros, dificultades e inspirarnos mutuamente.
También es posible unir fuerzas para alcanzar los objetivos en equipo, por ejemplo, entrar al gimnasio con nuestras amigas, o preguntarle a nuestra familia si les gustaría empezar a comer más saludable, de esta forma nos apoyamos mutuamente y hacemos que el proceso sea mucho más divertido.

¡No nos castiguemos!
La perfección es inalcanzable. ¡Uno que otro error en nuestro camino es completamente normal! No podemos darnos por vencidos por un pequeño descuido, si tuvimos que parar el gimnasio una semana porque estábamos muy ocupadas, ni tampoco renunciar a un postre porque echamos a perder la dieta.
¡Es ideal que siempre recordemos que todo extremo es malo y debemos evitar caer en ellos! Lo importante es que nos recuperemos de estas faltas y continuemos cumpliendo las metas, sin atormentarnos, ni castigarnos por un pequeño fallo.

¡No tengamos miedo de volver a empezar!
Si para mitad de febrero nos damos cuenta que no hemos empezado a trabajar por las metas,  y nuestra motivación está por el piso, no nos debemos angustiar ¡siempre podemos empezar de nuevo!
Podemos tomarnos un día para pensar en cómo volver a comenzar, y así, volver a inspirarnos a cumplir nuestros sueños y metas, no podemos esperar al otro año para volver a intentarlo de nuevo.

Después del año tan retador que tuvimos, este 2021 viene cargado de una energía inspiradora que debemos aprovechar más que nunca para poner en marcha todos nuestros sueños y proyectos, y aplicar todos los aprendizajes obtenidos.
Soñar es de humanos, y luchar por lo que anhelamos es lo que le da sentido a nuestra vida, no importa que tan loco y ambicioso sea, lo más importante es ser consciente de qué es lo queremos, para así, saber cómo trabajar en cumplir nuestros sueños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Ir arriba
[ultimatemember form_id="84"]