La ansiedad, un reto por vencer

¿Alguna vez haz sentido que te falta el aire o que tu corazón late más rápido de lo normal? ¿Piensas que todo debe cumplirse de inmediato? Si la respuesta es sí, puedes estar padeciendo ansiedad.

Este trastorno tiene dos características que pueden ayudarte a entenderlo un poco más, a identificar por cuál estás pasando, y a encontrar una solución a tu dificultad. Vamos a explicarte cada una de ellas:

  • Adaptativa: es una forma en la que tu mente te avisa o te previene un momento incómodo. Parte de lo real, del día a día, de las vivencias que afrontas en tu rutina. Es un sistema de alerta normal que padecen la mayoría de personas, por ejemplo: vas tarde para el trabajo y temes por lo que dirá tu jefe.
  • Patológica: te genera intranquilidad e hiperactividad. Un ejemplo claro es cuando imaginas situaciones que probablemente no vayan a suceder y llegas a armar todo un drama que finalmente termina afectándote a ti.

Si sientes ansiedad, debes analizar el momento por el que estás pasando, ser consciente de ello y asumirlo con fortaleza. Ten en cuenta siempre que para todo hay una solución.

Hablemos de algunos consejos para que apliques cuando creas necesarios. Recuerda, todo depende de ti, de tus ganas y de tu amor propio.

  1. Aprende a respirar: hazlo consiente, busca un ambiente tranquilo, sereno y donde te sientas muy cómoda. Concéntrate en la respiración, siente como entra y sale el aire. Hazlo cada vez más lento y por varios minutos.
  2. Sal a caminar: no necesitas nada más, hazlo en cualquier momento del día y por 30 minutos. Olvídate de todo, pon tu mente en blanco y disfruta de un agradable paisaje.
  3. Empieza a correr: libera serotonina, mejora tu humor y lo más importante, tu mente. Comienza con pequeños recorridos y fija unos días específicos en la agenda, así poco a poco, irás adquiriendo una disciplina.
  4. Ponte a bailar: ¿y a quién no le gusta? Liberas endorfinas, manejas el estrés y lo mejor, ¡pasas delicioso!
  5. Olvídate de las preocupaciones por momentos: indiscutiblemente, este es uno de los ejercicios más difíciles de realizar, ¡pero es posible! Saca 10 minutos de tu día y piensa en ti, en lo que quieres, en lo que sueñas y escríbelo en una agenda para que no lo olvides. Luego verás tus ideas plasmadas, estarás motivada a realizarlas y cumplirlas. De esta forma tu mente estará ocupada.

 

Es importante que seas sincera contigo misma, aceptes tu condición y quieras mejorarla. Una buena actitud será la mejor cómplice y finalmente, la que te ayudará a vencer un mal momento, no sin antes dejarte una gran enseñanza.

2 comentarios en “La ansiedad, un reto por vencer”

  1. Luisa fernanda Sanchez sierra

    ES MUY EXTRAÑO EN MI QUE LOGRE TENER ALGUN GRADO DE ESTRES O ANSIEDAD COMO LO QUIERAN LLAMAR TENGO UN LEMA EN MI VIDA Y ES QUE NO PUEDES PERMITIR QUE LAS COSAS MUNDANAS TE QUITEN LA TRANQUILIDAD Y EL SUEÑO DIOS PONE EN TU CAMINO LOS OBSTACULOS PARA QUE APRENDAS Y SIEMPRE PONE TODO A SU MEDIDA. MEDITA LIBERA TU MENTE DE COSAS NEGATIVAS Y PON EN TU BOCA SOLO PALABRAS DE EXITO Y FUERZA.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *