En el 2017 cultívate a ti misma

Preocuparnos por estar y vernos bellas no está mal y, aunque la dieta y el ejercicio siempre hacen parte de los propósitos de año nuevo, hoy queremos traerte pequeñas ideas para alimentar el alma y el espíritu.

Aquí te damos algunos tips, vitaminas que no cuestan mucho y que seguro te ayudarán a desconectarte del día a día, a recordar el valor de las cosas pequeñas y a encontrar en las cosas no materiales una fuente de felicidad.

Preparamos un listado con una actividad mensual, pero puedes jugar con ellas como quieras, hacer varias al tiempo o agregar nuevas, ¡no te arrepentirás!

  • Enero: organiza tus fotos

La era digital, los teléfonos inteligentes y la inmediatez, han convertido las fotos en un producto de consumo inmediato y ha perdido parte de toda esa magia que la envolvía hace un par de décadas atrás. ¿Te acuerdas cuando llevábamos el rollo de la cámara a revelar? Era muy emocionante recibir las fotos y organizarlas cuidadosamente en un álbum, ¿por qué no volverlo a hacer? Seguro regresará algún recuerdo lindo y te sacará más de una sonrisa.

  • Febrero: viajar nunca es una mala idea

viajes

Viajar es un deleite para los ojos y la mejor manera de acumular historias y experiencias. No creas que viajar es solo recorrer Europa o irse de tour por Australia: cerca de ti hay cientos de lugares que no conoces y que no has aprovechado. Ve a un pueblito pequeño y cercano, conversa con la gente en la calle y en los bares, prueba comida nueva, camina, pregunta, haz nuevos amigos. En resumen, ¡muévete!

  • Marzo: nunca es tarde para aprender

aprende

No importa que hayas terminado el colegio hace veinte años y la universidad hace diez, eso no significa que no puedes aprender algo nuevo. Y, si lo tuyo no es precisamente estudiar, ¿qué tal empezar un curso de baile, de cocina o de natación? Verás lo interesante que es comprobar que aún hay mucho por hacer y aprender e invertir mejor el tiempo libre.

  • Abril: vuélate con tu pareja

escapate

¡Cómo olvidar lo emocionante que era planear un fin de semana con el novio! Podíamos pasar semanas organizándolo todo, el hotel, la ropa, el transporte, ¿no se te antoja repetirlo? Nada mejor para acabar con una buena dosis de estrés o monotonía que recordar aquellas cosas que nos hicieron enamorar de nuestra pareja y ratificar el por qué seguimos juntos.

  • Mayo: prueba una actividad diferente con tus hijos

hijos

Hay miles de cosas que puedes hacer con tus hijos y que seguro no has probado. Inscríbete con ellos a un club de lectura, acompáñalos a interactuar con animales, y realiza pequeños experimentos científicos con ellos. Ver películas también es un plan que te va a gustar tanto como a ellos, incluso cocinar o hacer karaoke, serán dos formas divertidas y originales de disfrutar tiempo de calidad juntos.

  • Junio: enfrenta un miedo.

Todas tenemos temores y miedos que guardamos en un rincón y que no queremos enfrentar nunca, pero no hay nada más interesante que retarnos nosotras mismas y superar esas barreras que nos auto imponemos. Tírate de ese Bungee Jumping o usa ese color que te encanta pero que no te has atrevido a llevar, verás que es como pagarte una deuda a ti misma y por eso, es muy liberador.

  • Julio: visita a alguien que hace mucho no ves

Por nuestra vida pasan muchas personas que dejan huella, que nos marcan y que comparten con nosotros momentos específicos de nuestra historia. Volver a verse con ese compañero del primer trabajo o con la mejor amiga del colegio, es un momento para mirar al pasado y poder reírse de él. Tú ya lo sabes, los buenos reencuentros nunca son una mala idea.

  • Agosto: atrévete a cocinar algo diferente

Si bien somos mujeres, eso no garantiza que seamos buenas cocineras. Lo que hacemos, para salir del paso, es preparar siempre lo mismo, con los mismos ingredientes: la salida segura. La comida es una de las cosas que más se puede variar y, en los tiempos del internet, en el que las recetas abundan en Facebook e Instagram, tienes la oportunidad perfecta para atreverte y probar tus habilidades.

  • Septiembre: vuelve a leer ese libro que tanto te gustó

Seguro que existe un libro que para ti fue inolvidable, que disfrutaste de principio a fin y que no querías terminar. También es probable que haya pasado mucho tiempo desde que lo leíste, así que permítete el placer de repetirlo. Descubrirás cosas nuevas y entenderás otras que habían pasado desapercibidas en el pasado porque, claramente, ahora que lo vuelves a leer no eres la misma mujer de entonces.

  • Octubre: haz algo bueno por los demás

Ayudar y ser parte de la solución es muy satisfactorio y, créeme, no tienes que hacer difusión de ello para que sientas cómo la buena energía de estos actos te contagia. No necesitas grandes cantidades de dinero para hacer la diferencia, verás cómo robarse una sonrisa es fácil: siéntate a escuchar las historias de un anciano solitario, ve a una fundación de niños y léeles un cuento… compartimos y damos de aquello que tenemos, piénsalo y te darás cuenta de que el dinero no es tu única posesión.

  • Noviembre: aprende a disfrutar de la soledad

Fácilmente nuestra vida comienza a girar en torno a otras personas y otras cosas: nuestras parejas, nuestros hijos, nuestro trabajo, etc. Te has puesto a pensar, ¿hace cuánto no te dedicas tiempo exclusivamente para ti?, para hacer únicamente lo que a ti te gusta, sin pensar en la comodidad o preferencia de los demás. Solemos tener miedo a la soledad y no nos atrevemos a descubrir que en dosis prudentes puede ser satisfactoria e incluso necesaria.

  • Diciembre: no olvides recordarle a quienes amas por qué son importantes para ti

Sí, sabemos que esto es muy cliché y te lo han repetido hasta el cansancio, pero si te lo repiten es precisamente porque es muy importante. No supongas que esas personas ya saben que las quieres, nunca está de más recordárselos y, sobre todo, hacerles saber qué es eso que las hace especiales para ti. Ellos te lo agradecerán y tú no te quedarás con nada guardado, pues el amor, en cualquiera de sus presentaciones, es un sentimiento digno de ser exhibido.

Aquí te dejamos doce maneras para hacer que el 2017 sea un año lleno de luz y buenas vibras. No esperes 12 meses perfectos, pero los problemas no se asumen igual si tu carácter y tu espíritu están robustecidos y fuertes para afrontarlos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Ir arriba
[ultimatemember form_id="84"]