Dile NO al maltrato, diciéndole SÍ al amor propio

El primer y verdadero amor es el amor propio, esta es la base emocional que tenemos todas las mujeres, pues antes de darle amor a alguien debemos amarnos a nosotras mismas. Esta es la base principal para tener estabilidad emocional en nuestra vida, por eso es esencial amar a esa persona que vemos todos los días en el espejo, y dejar de buscar afuera lo que está adentro.

Cuando estamos llenas de amor propio, sabemos poner límites, sabemos lo que queremos, y tomamos acciones para lograrlo. Es ser coherentes con lo que decimos y hacemos, buscando siempre nuestro bienestar. Cuando el amor propio está acompañado de empoderamiento, podemos lograr grandes cosas, tenemos el poder de hacer lo que queremos, de tener un propósito claro y trabajar todos los días para lograrlo.

El amor propio no está directamente relacionado con nuestro físico, este se compone de varios aspectos:

  • Autoimagen: Nos sentimos satisfechas con las mujeres que somos, tanto interna como externamente, te sientes orgullosa de quien eres, no tratas de imitar a nadie.
  • Autoconocimiento: Conocemos las cualidades y capacidades que te hacen valiosa, pero también aceptas tus defectos y que cada día es una nueva oportunidad para ser mejor.
  • Responsabilidad: No buscamos culpables cuando nos pasa algo malo, reconocemos el grado de responsabilidad que tenemos con respecto a las decisiones que tomamos. No nos refugiamos en otros para llenar vacíos.
  • Metas: Tenemos propósitos para el futuro, sueños con fecha y planes para lograrlos.
  • Límites: Sabemos decir NO, cuando alguien nos está haciendo daño, expresamos sentimientos sin el miedo al qué dirán.
  • Autocuidado: Entendemos que nuestro cuerpo es un templo, cuidamos de él, nos alimentamos bien y cuidamos de nuestra salud. Nos respetamos, perdonamos y somos compasivas con nosotras mismas.
  • Amor para dar: Cuando tenemos amor propio, podemos amar a otros, expresamos cariño a los demás y nos rodeamos de personas positivas.
  • Crecimiento: Buscamos mejorar todos los días, invertimos en la espiritualidad y trabajamos para ser mejores seres humanos.

Como mujeres, debemos apoyarnos entre nosotras, olvidar por completo la competencia y la rivalidad, pues ser mujeres nos hace hermanas. Tener una comunidad de mujeres nos hace sentirnos apoyadas, en los momentos buenos y malos, nos ayuda a ser valientes y a ser solidarias en momentos donde otra necesita de nuestra ayuda.

Para comenzar a tomar acciones de amor propio, tenemos diferentes recomendaciones:

  1. Rompe la cadena de pensamientos negativos: Comienza con afirmaciones positivas, como: yo soy digna de ser amada; yo soy capaz; me acepto como soy; soy una persona única; mis sentimientos son importantes.
  2. Trabajar: Adquiere una capacidad de poner límites.
  3. Haz una lista de logros personales: Esto te dejará ver tus fortalezas y celebrar tus triunfos.
  4. Construye un sistema de apoyo: Cultiva buenas amistades y ten buenas habilidades comunicativas.
  5. Aprende a relajarte y meditar: Busca un camino espiritual saludable.

Comencemos a trabajar por construir el amor propio todos los días, elijámonos a nosotras por encima de todo y tengamos una comunidad de apoyo entre mujeres, seamos solidarias y empáticas con otras, y por encima de todo, seamos mujeres fuertes y valientes.

1 comentario en “Dile NO al maltrato, diciéndole SÍ al amor propio”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Ir arriba
[ultimatemember form_id="84"]