Conoce tu cuerpo: El Piso Pélvico.

Es posible que nunca hayas escuchado hablar del piso pélvico, y si lo has hecho, no estés muy segura de a qué se refieren cuando lo mencionan. ¡No te preocupes! Aquí te contamos qué es y cómo mantenerlo saludable.

El piso o suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior; tiene la función de dar soporte y suspensión a los órganos pélvicos y abdominales. Los órganos pélvicos se dividen en tres: anterior (vejiga y uretra), medio (útero y vagina) y posterior (recto, conducto anal y aparato esfinteriano).

La estructura del piso pélvico se asemeja a la de un puente colgante, en cuyos extremos encontramos el hueso sacro que es donde finaliza la columna vertebral, y el pubis. Gracias a los ligamentos que van de extremo a extremo es que nuestros órganos pélvicos se mantienen en su lugar y se adaptan a nuestro movimiento y cambios posturales, sujetando vejiga, útero y recto dentro de la pelvis.

Existen varias técnicas para fortalecer los músculos del piso pélvico. Entre ellas encontramos la gimnasia abdominal hipopresiva, la electro-estimulación y la masoterapia (masajes).

Uno de los tratamientos más sencillos y recomendados es la realización de los ejercicios de Kegel, ya que los podemos hacer en cualquier momento del día. Estos ejercicios consisten en la contracción repetitiva de los músculos en cuestión. Puedes empezar intentado cortar voluntariamente el chorro de orina cuando vayas al baño; y cuando hayas identificado cómo contraer dichos músculos podrás hacerlo mientras trabajas, lees un libro, hablas con tus amigas o simplemente cuando estés realizando cualquier otra actividad.

Cuando se debilita el piso pélvico, ya sea por el paso del tiempo, partos naturales, sobrepeso o lesiones en la zona, podemos encontrarnos con síntomas tales como incontinencia urinaria, sensación de pesadez en la pelvis, dolor de espalda, disfunción sexual, entre otros. Si identificas alguno de estos síntomas es necesario que consultes de inmediato con tu médico.

En caso de tener escapes de orina, por muy pequeños que sean, lo más importante es sentirte segura y protegida, los protectores diarios Lights by TENA te brindan la confianza necesaria todos los días del mes, ya que con su Tecnología Feel Fresh absorben rápidamente todo tipo de fluidos y controlan el olor, incluso el de un pequeño goteo de orina.

Tener un piso pélvico saludable es tan fácil como mandar un mensaje de texto  y requiere solo de unas cuantas contracciones al día. ¿Y tú cómo ejercitas tu piso pélvico?

1 comentario en “Conoce tu cuerpo: El Piso Pélvico.”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *