¡Cambios hormonales y físicos en el embarazo! Todo lo que debes saber sobre esta hermosa etapa.

El embarazo es una etapa de la vida de las mujeres en la que existen miles de cambios tanto a nivel físico como emocional, y aunque no siempre es color de rosa, es un momento para disfrutar y agradecer cada uno de estos cambios.

Es importante que alistes tu mente y corazón para esta nueva fase de tu vida y además prepares a los demás, porque, aunque no sean mujer o no estén en embarazo, deben mantenerse al día con toda la información sobre este proceso en la vida de las embarazadas, para que entiendan muy bien por lo que pueden estar pasando durante los diferentes momentos de esta hermosa etapa. Por eso, hoy venimos a hablarte acerca de todo lo que debes saber sobre los cambios hormonales, emocionales y físicos en el embarazo.

Cambios hormonales:

Durante el embarazo las hormonas suelen hacerse notar bastante, principalmente aquellas producidas por la placenta, que ayudan a la nueva mamá a proteger al bebé y a prepararse para su llegada, trayendo consigo grandes cambios físicos y emocionales en el cuerpo. Aunque los físicos son más notorios al ojo, los psicológicos o emocionales son de gran importancia y es primordial conocerlos, para estar muy preparadas en el momento en que ocurran.

Hormonas asociadas al embarazo:

  • La tan conocida hormona del embarazo, llamada Gonadotropina coriónica humana (HCG), es producida por el cuerpo únicamente durante este periodo de la vida de la mujer, y es la encargada de parar la menstruación y pedirle al cuerpo una mayor producción de progesterona y estrógenos. Esta también es la hormona que provoca los famosos síntomas del embarazo, como las náuseas o el vómito.
  • Progesterona y estrógenos. Estas hormonas ya se generan naturalmente en el cuerpo de la mujer, pero durante el embarazo su producción aumenta notablemente, para preparar al cuerpo para todos los cambios que se vienen. Una de sus principales funciones durante el embarazo, es permitir que el feto se aferre a la placenta y no se presenten los temibles abortos.
  • Oxitocina o la famosísima hormona del amor. Esta es la que desarrolla en la mujer ese instinto maternal y también es la encargada de producir las contracciones en el útero, para empezar la labor de parto.
  • La Prolactina es la hormona encargada de la lactancia, ya que estimula las glándulas mamarias, esta se origina en la placenta.

Cambios emocionales:

En el primer trimestre de embarazo, las hormonas hacen muy bien su trabajo, provocando en algunas mujeres síntomas como náuseas, sensación de mareo y cansancio, pero con el paso del embarazo, estos síntomas empiezan a mejorarse y en una gran parte de las mujeres ¡desaparecen casi por completo! Asimismos, las hormonas actúan sobre la mente de la mujer, provocando cambios a nivel de humor y estado de ánimo, y pueden variar según la etapa del embarazo en la que se encuentre.

  • Durante el primer trimestre las alteraciones emocionales pueden ser más bruscas, ya que el cuerpo apenas se está adaptando a los cambios en la producción de las hormonas, y es posible que en estos primeros meses presenten sensación de ambivalencia, ansiedad o grandes cambios de humor; desde pasar de estar muy feliz a sentirse de mal humor o triste.
  • En el segundo trimestre el cuerpo ya se ha empezado a acostumbrar a todos estos cambios, entonces las emociones empezarán a estabilizarse. Durante este periodo de tiempo, aumentará la sensibilidad del cuerpo y con ella el deseo sexual que posiblemente se había perdido durante el primer trimestre.
  • El tercer trimestre es un momento en el que la ansiedad, el miedo y la emoción de conocer al bebé ¡empieza a crecer cada vez más! Por eso, durante estos últimos meses algunas emociones pueden volver e intensificarse, ya que la futura mamá se está preparando para darle lo mejor al bebé. Adicional, durante este tiempo los cambios físicos son mucho más notorios que antes, y esto implicará incomodidad para dormir, dolores de espalda, dificultad para respirar, y otros síntomas que pueden afectar el estado emocional de la mujer.

Cambios físicos:

Los cambios físicos durante esta etapa son evidentes, y uno de los más notorios es ¡la barriga!, pero esto no es lo único que pasa en el cuerpo de las mujeres, existen otros cambios que pueden no ser tan evidentes, pero que aun así ocurren, algunos de ellos son:

  • Las pies, tobillos y manos suelen hincharse, ya que, al estar en embarazo, las mujeres suelen retener más líquidos de lo normal, y esto no es todo, al tener útero en crecimiento, este ejerce una mayor presión sobre las venas, afectando la circulación de la sangre, lo que también favorece la hinchazón. Este síntoma puede disminuirse utilizando medias con compresión, evitando permanecer mucho tiempo de pie, haciendo actividad física apta para mujeres embarazadas y durmiendo del lado izquierdo.
  • Como la barriga, los senos también crecen. El cuerpo humano es perfecto y desde el día uno en que la mujer empieza su proceso de embarazo, este se prepara, y por eso ciertas partes del cuerpo crecen. Los senos en especial, aumentan para estar listos para la lactancia.
  • Durante el embarazo la piel se vuelve un poco sensible, ¡pero más radiante!, y por eso las mujeres que están esperando su bebé tienen ese brillo o energía ¡de embarazadas! Esto pasa porque, como dijimos antes, el cuerpo es perfecto y durante el embarazo se está preparando para recibir todo tipo de cambios, que lo ayudarán a después dar vida. Uno de esos grandes y sorprendentes cambios es que el organismo produce una mayor cantidad de sangre, para lograr que el bebé reciba todo lo que necesita para crecer en la barriguita de su mamá.
  • Aunque no es una regla general, muchas mujeres suelen experimentar cambios en el crecimiento de su pelo y uñas. ¿Has escuchado hablar del baby hair o pelo de bebé? Pues bien, este es un término que suele utilizarse para referirse al pelo nuevo que está creciendo y muchas mujeres lo experimentan durante el embarazo. Pasa igual con las uñas, suelen crecer y fortalecerse mucho más durante esta etapa de la vida de las mujeres.
  • Es posible que durante el embarazo la sensación de calor y la transpiración aumenten. Esto también se da gracias a las hormonas que libera la placenta, las cuales hacen que el corazón lata más rápido y el flujo sanguíneo aumente, haciendo trabajar un poco más al organismo, aumentando su temperatura corporal y provocando una mayor transpiración que ayuda al cuerpo a regular la temperatura.

Es importante que tanto tú como futura mamá, como las personas que te rodean, estén muy enteradas de los cambios que puede provocar en ti el embarazo, para estar alertas de cualquier síntoma o sensación inusual, que pueda llegar a ser de cuidado médico. También es primordial que tú estés muy preparada para vivir esta nueva experiencia en tu vida. No sobra decir que durante todo el embarazo te debes realizar los debidos chequeos médicos y consultar cualquier duda que puedas tener.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Ir arriba
[ultimatemember form_id="84"]